domingo, 28 de diciembre de 2014

La primera vez que publican algo escrito por mí

En septiembre les conté en una entrada que participé de un concurso de cuentos para estudiantes de inglés que organizaba la editorial Macmillan y que mi cuento había quedado entre los diez mejores (en el séptimo lugar para ser más exactos). El premio consistía en la publicación de los diez cuentos en papel y en formato digital. La consigna del concurso era escribir un cuento de quinientas a mil palabras que tratara sobre algún deporte. Podían participar personas de todo el mundo y de cualquier edad. Cuando tuvo que elegir a los ganadores, la editorial decidió dividir la competencia en dos categorías: una para menores de doce años y otra para mayores de trece (tengo la sensación de que la mayoría de los concursantes fueron estudiantes primarios y secundarios y que posiblemente yo fui una de las participantes mas "vieja").

Este mes llegó a mi casa un paquete con el certificado y ¡cinco copias del libro! Estoy viendo qué voy a hacer con las copias extras. Pienso donar una a la biblioteca de mi facultad y regalar alguna otra. También se me ocurrió que podría sortear una copia entre los seguidores del blog. ¿Qué les parece la idea?

El certificado de participación en el concurso


Contratapa y tapa del libro

Las cinco copias del libro

Mi cuento publicado


Me enteré del concurso de Macmillan cuando faltaban pocos días para que terminara. No tenía mucho tiempo para escribir algo muy elaborado así que opté por algo simple: un cuento para niños sobre fútbol. No era requisito que el cuento estuviera dirigido a los niños pero yo elegí eso porque los cuentos para chicos tienen una estructura más simple y, por lo tanto, me iba a llevar menos tiempo escribirlo. Elegí escribir sobre fútbol porque en el momento del concurso faltaba poco para que empezara el Mundial y se respiraba un ambiente futbolístico. Además vivo en una ciudad futbolera donde todo el mundo se la pasa comentando los partidos de Newell's Old Boys y Rosario Central. Tengo que confesar que soy mala en los deportes. En la escuela jugaba mal al vóley y cuando la profe de Educación Física nombraba a las capitanas de los equipos para que eligieran jugadoras yo siempre quedaba última como le pasa al protagonista de mi cuento. También, en el momento en que leí el cuento, se hablaba mucho sobre "bullying" y de alguna forma traté de rescatar la figura del mal deportista que suele ser motivo de burla de sus compañeros.

A continuación, encontrarán la traducción al español de mi cuento.

Somos campeones

David tenía diez años y amaba el fútbol. Era su deporte preferido. No se perdía ningún partido en la tele y las paredes de su dormitorio estaban cubiertas de pósters de jugadores de fútbol. Sin embargo, no jugaba bien al fútbol. No corría rápido porque era muy bajo. Además, era torpe y siempre se tropezaba con los otros jugadores o se resbalaba en la cancha. Encima, usaba lentes. Por supuesto, cuando jugaba al fútbol no los usaba así que no podía distinguir la pelota o calcular la distancia que había entre él y los otros jugadores.

Cuando sus amigos jugaban al fútbol y tenían que elegir a los jugadores, a él lo elegían en último lugar. Eso no le pasaba a Kevin. Todos querían jugar con él porque era el mejor. Kevin quería ser jugador profesional y entrenaba mucho. David siempre lo felicitaba cuando hacía goles pero Kevin no le prestaba atención. Lo miraba fijamente a David y trataba de recordar el nombre del chico. ¿Ese chico bajito se llamaba Daniel o David? ¿O Dennis o Donald?

Un día, el maestro de Educación Física dijo que todos los chicos de la clase iban a participar de un torneo escolar. A Kevin lo nombraron capitán y David fue designado suplente. Aunque David quería tener un rol más activo en el equipo, no se puso triste porque los padres le habían comprado un par nuevo de botines.

El torneo arrancó con una victoria, a la que le siguió otra, y luego, otra más. Para su sorpresa, tuvieron que jugar el partido final. No fue un partido fácil. El equipo rival era tan bueno que marcó el primer gol. David no se preocupó porque estaba seguro de que iban a empatar y, finalmente, a ganar. Kevin, el capitán, estaba nervioso y comenzó a cometer errores. Sin embargo, logró hacer un gol y el primer tiempo terminó con un empate.

En el medio tiempo, el maestro les dio algunas instrucciones y decidió cambiar algunos jugadores. David se sentó a su lado para mirar el segundo tiempo, que resultó ser tan problemático como el primero. Kevin trató de hacer un segundo gol pero no pudo. El maestro de Educación física estaba preocupado. Pensó que tenía que hacer algo. Lo miró a David y decidió hacer el último cambio. David no lo podía creer. ¡Iba a jugar su primer partido oficial! Se sacó los lentes y se los dio al maestro.

En el último minuto, Kevin recibió la pelota. Corrió rápido y cuando estaba cerca del arco levantó la vista. Tenía dos opciones: patear la pelota o pasársela a un jugador que estaba más cerca del arco. El jugador era ese chico llamado … ¿Cómo se llamaba ese chico? ¿Daniel, Dennis o David? Bueno, el nombre del chico no importaba ahora. Kevin le pasó la pelota al chico. David distinguió que le arrojaban algo redondo. Se dio cuenta de que era la pelota. Saltó y la cabeceó. La gente comenzó a gritar y David no entendía qué pasaba. Entonces, Kevin lo abrazó y le dijo: “¡Ganamos David! ¡Somos campeones!”.


Las dos colecciones de libros del concurso de Macmillan están disponibles online. La versión en papel no está a la venta. Solo se imprimieron copias para los ganadores.  Les dejo los enlaces de la versión digital (PDF):

Colección 1: menores de doce años 

domingo, 21 de diciembre de 2014

Consejos para futuros estudiantes del traductorado de inglés

Hace tiempo que tenía ganas de escribir esta entrada. Muchas personas me suelen hacer preguntas sobre el traductorado de inglés, algunas veces porque están pensando en estudiar esta carrera y, otras veces, solo por curiosidad. Yo ya me estoy por recibir (¡me falta un solo final!) y les puedo dar algunos consejitos basados en mi propia experiencia y en la de mis compañeros. Espero que les resulten útiles.

Un nivel de inglés B2


A diferencia de otras carreras, para entrar en el traductorado de inglés hay que rendir un examen que posee tres instancias (eliminatorias): inglés escrito, inglés oral y castellano escrito. El nivel mínimo es B2, que vendría a ser el nivel del First Certificate. Aunque no es necesario haberlo rendido ya que no lo tenés que presentar, sí hay que demostrar que se tiene ese nivel. Si rendiste el CAE o el CPE mejor aún. Hay que tener en cuenta que durante la carrera vas a tener muchas materias dictadas en inglés y vas a tener que rendir en inglés, ya se trate de exámenes orales o escritos. Es decir, que  tenés que tener muy buenas habilidades para expresarte en la lengua inglesa y, además, escribir muy bien en inglés, ya que vas a tener que escribir mucho (sobre todo en la materia Lengua inglesa). Hay mucha gente que se queja del nivel exigido pero para mí está bien que pidan un nivel B2. Conozco gente que tenía un nivel B1 (PET) y entraron pero luego les costó mucho avanzar en la carrera e, incluso, terminaron abandonando el traductorado. No sólo se trata de entrar sino también de mantenerse y avanzar en la carrera y eso solamente es posible con un nivel B2 como mínimo.

Estudié muchos años inglés, no me gusta dar clase, voy a estudiar traductorado


Mucha gente razona de esta forma y al poco tiempo se dan cuenta que la carrera no era lo que ellos pensaban. La mayor parte de la gente cree que cualquiera que sabe inglés puede traducir. Pero con saber un idioma extranjero no es suficiente, hay que tener otras habilidades. Por ejemplo, hay que tener una excelente comprensión de texto y te tiene que gustar leer. Si no te gusta leer, dedicate a otra cosa. Los traductores se pasan todo el tiempo leyendo. Además , hay que tener un nivel alto de cultura general. Tenés que estar preparado para comprender textos de diferentes temáticas.

Muy buen manejo del idioma castellano


Mucha gente se sorprende cuando les cuento que hay que rendir un examen escrito de castellano y que durante la carrera hay materias relacionadas con nuestro idioma, como por ejemplo, Gramática española. La gente piensa que como hablamos español desde chicos no es necesario estudiar nuestra lengua materna. Nada más lejos de la realidad. Un traductor debe manejar de forma excelente su lengua materna y saber redactar con propiedad. Además, hay que tener en cuenta que la mayor parte de las traducciones van a ser desde la lengua inglesa hacia la lengua materna del traductor.

Una carrera demandante

La gente tiende a minimizar las carreras terciarias. Piensan que como son más cortas que las carreras universitarias, son más fáciles. Eso no tiene nada que ver. El traductorado de inglés tiene una duración de tres años en la provincia de Santa Fe y un año más si se quiere ser intérprete. La carrera es bastante demandante, hay que dedicarle mucho tiempo en casa durante todo el año, no solo en épocas de exámenes. Hay teoría y mucha práctica. Es común que haya que hacer varios trabajos prácticos para entregar. La materia Lengua inglesa es la columna vertebral de la carrera, tiene mucha carga horaria y las profesoras suelen dar abundante tarea. El traductorado es una carrera complicada para aquellas personas que tienen un trabajo de tiempo completo. La verdad que es muy difícil cursar todas las materias y trabajar ocho horas al mismo tiempo. En el caso de las personas que trabajan, recomiendo que no cursen todas las materias de cada año sino que vayan cursando de a poco (como dice el refrán, "el que mucho abarca, poco aprieta"). Ya sé que les va a llevar más tiempo recibirse pero no se van a estresar. Otra ventaja de cursar pocas materias es que hay más probabilidad de promoverlas porque nos podemos concentrar mejor.

¿Dónde se puede estudiar traductorado de inglés en Rosario?

En Rosario, existen tres institutos terciarios donde se puede estudiar traductorado de inglés. Uno es público y los otros dos, privados.


Instituto de Educación Superior Nº 28 Olga Cossettini: http://www.iesoc.com.ar/
Instituto Superior Particular Incorporado Nº 9123 San Bartolomé: http://www.ispisanbartolome.edu.ar/
Instituto Superior Nº 9251 Pago de los Arroyos: http://www.complejobelgrano.edu.ar/pagodelosarroyos/home/

En las páginas de los institutos encontrarán información sobre la carrera. Les recomiendo hacer los cursillos de preingreso aunque sean opcionales porque van a repasar mucho. Recuerdo cuando hice el curso en el Instituto Olga Cossettini: jamás estudié tanto en solo dos semanas.


URL de la imagen: http://www.imagenes-gratis.net/idiomas-1264978753

domingo, 14 de diciembre de 2014

Goodreads Choice Awards 2014

Como todos los años en diciembre, se acaban de conocer los ganadores de los premios que entrega la red social de lectores Goodreads. Esta es la lista de todos los elegidos.


Ficción: Landline (Rainbow Rowell)

Misterio y thriller: Mr. Mercedes (Stephen King)

Ficción histórica: All the Light We Cannot See (Anthony Doerr)

Fantasía: The Book of Life (Deborah Harkness)

Romance: Written in My Own Heart's Blood (Diana Gabaldon)

Ciencia ficción: The Martian (Andy Weir)

Terror: Prince Lestat (Anne Rice)

Humor: Yes Please (Amy Poehler)

No ficción: The Opposite of Loneliness: Essays and Stories (Marina Keegan)

Memorias y autobiografías: This Star Won't Go Out: The Life and Words of Esther Grace Earl (Esther Earl, Lori Earl, Wayne Earl)

Historia y biografías: The Romanov Sisters: The Lost Lives of the Daughters of Nicholas and Alexandra (Helen Rappaport)

Libros sobre negocios: #GIRLBOSS (Sophia Amoruso, Christina Ferrucci)

Libros de cocina: Make It Ahead: A Barefoot Contessa Cookbook (Ina Garten)

Novelas gráficas e historietas: Serenity: Leaves on the Wind (Zack Whedon, Georges Jeanty, Fábio Moon)

Poesía: Lullabies (Lang Leav)

Autor debutante en Goodreads: Red Rising (Pierce Brown)

Ficción juvenil: We Were Liars (E. Lockhart)

Ficción juvenil fantástica o de ciencia ficción: City of Heavenly Fire (Cassandra Clare)

Libros infantiles: The Blood of Olympus (Rick Riordan)

Libros ilustrados: The Pigeon Needs a Bath! (Mo Willems)

Entre los ganadores hay dos autores que hace años están en mi lista de pendientes: Stephen King y Anne Rice. Mr. Mercedes, el libro de King es la primera parte de una trilogía mientras que Prince Lestat es la undécima novela de las Crónicas vampíricas de Rice. 

 

Otros libros que me gustaría leer son Landline de Rainbow Rowell y We Were Liars de E. Lockhart. Estas dos novelas no forman parte de sagas. La primera es una novela para adultos escrita por una autora que suele escribir libros juveniles mientras que la segunda es una novela juvenil de suspenso.

 

¿Qué libros les gustaría leer a ustedes?

URL de las imágenes:
www.goodreads.com
https://www.goodreads.com/book/photo/18775247-mr-mercedes
https://www.goodreads.com/book/photo/21412673-prince-lestat
https://www.goodreads.com/book/photo/18081809-landline
https://www.goodreads.com/book/photo/16143347-we-were-liars

domingo, 7 de diciembre de 2014

Último ensayo para el Modpo: Un mesóstico

Hoy comparto con ustedes el último ensayo que tuve que escribir para el Modpo, el curso de poesía estadounidense moderna y contemporánea que estuve haciendo este año. Para el último ensayo teníamos dos opciones. La primera consistía en elaborar un mesóstico y analizarlo y la segunda opción, en elegir algunas de las propuestas experimentales que propone Bernadette Mayer, llevarla a cabo y analizar el resultado. Yo elegí la opción A. Nunca había escuchado hablar de los mesósticos. Como me imagino que ustedes tampoco, les cuento de qué se trata. Un mesóstico es similar a un acróstico y es un conjunto variable de letras de tamaños y tipografías diferentes que se distribuyen alrededor de una palabra o frase escrita en una fila vertical. Para realizar el mesóstico usé el "Mesostomatic" que es una página de internet donde se generan estos poemas. Elegí Emily Dickinson como columna vertebral del mesóstico y como texto fuente de donde se extrajeron las palabras, tres poemas de esta poeta estadounidense. Luego tuve que escribir el ensayo, donde analicé el mesóstico. Resultó ser el más difícil de todos los ensayos que tuve que escribir para el Modpo, ya que acá no podía tomar como base otros análisis previos. Sin embargo, fue el ensayo que mejores comentarios recibió. A continuación les dejo las consignas del trabajo, mi mesóstico y el ensayo.

Option A: The Mesostomatic (based on John Cage's Mesostics)

John Cage
Visit the "Mesostomatic" here. First, choose a word or phrase to enter into the field marked "Make a mesostic using the spine."  Then, insert into the "textual data" field either a URL (web address) for one of the poems we've read in ModPo or the URL of another poem that interests you. Alternately, you may enter the text of a poem in the box marked "Or paste text here." Finally, select any number of mesostics you want to produce, and then hit the button marked "mesostomize." Using the Mesostomatic, you will be "writing through" the poem you selected for your textual data field.
Then, in a short essay of approximately 500 words, describe, explain, closely read and/or "interpret" the results of your mesostic.
Please note: The "Mesostomatic" can be a little buggy. Try several times to make your mesostic. If the program doesn't work well for you, we urge you to try option B.

Option B: Bernadette Mayer Experiment

First, write in response to the following prompt from Bernadette Mayer's list of writing experiments. (Please note that we've slightly revised the wording from Mayer's list of experiments; you can find the complete list here.)
Systematically eliminate the use of certain kinds of words or phrases from a piece of writing: for example, eliminate all adjectives from a poem of your own or another poem, for example a poem in our course; or take out all words beginning with 's' in one or several of Shakespeare's sonnets or any poem or poems from our course.
After you have completed your experiment, write a short essay of approximately 500 words that describes, explains, closely reads and/or "interprets" the results.

A Dickinsonian Mesostic

In order to make a mesostic, I chose Emily Dickinson as the spine of the poem because she is one of my favourite poets. As textual data, I chose three of her poems: “I dwell in Possibility”, “I never saw a Moor”and, “I taste a liquor never brewed”. This is my mesostic:


This mesostic starts with the word “dwell”, which belongs to the poem “I dwell in Possibility”, a metapoetic poem in which Emily Dickinson tells us that she prefers poetry to prose. “Paradise” starts with the letter “P” like “Possibility”, which is the word that Dickinson chooses to rename poetry. I have read that Emily Dickinson spent her last years of life in her house and that when she died, her family discovered a lot of poems in her bedroom. So, I think that for her, living surrounded by poems must have been like living in a paradise, as she was so fond of poetry. 

Then, we can read that her “paradise looks yet brewed in such drunken butterflies”. This part of the mesostic is full of words from her poem “I taste a liquor never brewed”. In this poem, Dickinson was intoxicated by life and nature although there are many people who consider this poem to be metapoetic. They think that Dickinson was intoxicated by poetry. Butterflies are creatures that drinks nectar and they fly all the time. They seem to be intoxicated by life and nature like Dickinson. If we think metapoetically, we can relate the drunken butterflies to people intoxicated by poetry, such as poets or poetry lovers.

In the last part of the mesostic we find two phrases: “renounce drams” and “more swing”. A dram is a small amount of an alcohol drink. Does this mesostic want us to give up alcohol? If we think about this phrase from the metapoetic point of view, should we give up reading poems? The final phrase, “more swing” can be interpreted in different ways. I looked up “swing” in the dictionary and has numerous meanings. The sixth meaning caught my attention: freedom of action. This made me remember the poem “I dwell in possibility”, in which Emily Dickinson says that poetry has more possibilities than prose. It seems that the mesostic is trying to tell us that we should live more freely. The fifth meaning is also interesting: a shift from one attitude, position, or condition to another. Maybe we should make some changes in our life. However, the tenth meaning is totally different: the normal rhythm of life or pace of activities. Do we have to go on with our daily routine without making changes?

In my opinion, this mesostic can be interpreted in different ways. I think that each reader will find different things in it. I really enjoyed doing this fourth assignment because it was amusing although the first time I read the mesostic I couldn´t understand its meaning. It was a big challenge for me to write this interpretation.