jueves, 26 de enero de 2017

Reseña: Las aventuras de Tom Sawyer (Mark Twain)


Las aventuras de Tom Sawyer es un clásico de la literatura infanto-juvenil escrito por Mark Twain. Cuando era chica, leí una versión adaptada para niños, con muchos dibujos y poco texto, y la disfruté mucho. Ahora leí la versión completa traducida al español que editó Longseller. Todavía me queda pendiente leer la novela en inglés en algún momento.

Tom Sawyer es un chico huérfano que vive con su hermano menor Sid, su prima Mary y su anciana tía Polly. También vive en la casa Jim, un esclavo. Tom es un chico muy travieso y vago, que sabe muy bien inventar historias que todo el mundo cree. Está enamorado de Becky, una chica que pertenece a una familia rica del pueblo. Entre sus amigos, se destacan Joe Harper y, en especial, Huckleberry Finn, un chico que vive en la calle y que no va a la escuela. 

En la novela se relatan diferentes episodios de la vida de Tom, desde sus intentos por convertirse en un pirata y encontrar tesoros hasta el descubrimiento de las andanzas de unos criminales. Si bien es una historia de huérfanos, no es para nada triste. Por el contrario, Mark Twain nos hace reír a carcajadas en cada capítulo con los líos en los que se mete Tom.

Uno de los personajes que más me gustó fue Huckleberry Finn y pronto voy a leer el libro en el que Huck es el protagonista, novela que es considerada una de las mejores de la literatura estadounidense. La tía Polly es querible a pesar de todo: a veces le da una paliza a Tom y al rato lo está besando, pero no hay dudas de que lo quiere. Estamos hablando de una época en la que el castigo corporal era considerado algo normal y, como podemos ver en el libro, también se aplicaba en las escuelas. Un personaje poco popular es Sid, que es todo lo contrario a Tom.

La novela tiene 35 capítulos, pero se lee rápido ya que cada uno de ellos tiene pocas páginas. Está narrada en tercera persona, la mayor parte del tiempo desde el punto de vista de Tom, aunque a veces cambia a algún otro personaje, como Huckleberry. El narrador es omnisciente y sabe todo lo que sienten y piensan los personajes.

Las aventuras de Tom Sawyer es uno de los libros más divertidos que leí en mi vida. De hecho, forma parte de mis libros favoritos, y Mark Twain es un escritor al que adoro. Hasta ahora todo lo que leí escrito por él me gustó. Esta novela es un libro para todas las edades. Creo que todo el mundo debería leerlo alguna vez en la vida. A pesar del paso del tiempo, el humor de Twain se mantiene vigente y logra hacer reír al lector en todo momento. Además, tiene una gran capacidad para pintar una época especial de la historia. A través de su pluma, viajamos en el tiempo y aprendemos lo que pensaba la gente y cómo vivía en el siglo XIX.

Puntuación en Goodreads: ✰✰✰✰✰

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada